martes, 4 de mayo de 2010

Bautizada visceralmente (y quirúrgicamente traumatizada)

¡Hoy he comenzado mis prácticas en cirugía general! 
Yo pensaba que como mucho estaría de espectadora en uno de los quirófanos de la planta... Pero me han curado de espanto el primer día. 

Sabía que tarde o temprano tenía que enfrentarme a lo visceral, y que vería muchas cosas asquerosas a lo largo de la carrera, pero esta mañana no estaba mentalizada para ello, y me he encontrado haciendo la cosa más visceral y a mi juicio asquerosa que he hecho en mi vida XD

En fin, que procedo a contar y aviso a aquellos que sean escatológicos para que no sigan leyendo:

Comenzamos la mañana con una sesión clínica en la que se habla de pacientes oncológicos, biopsias, cirugías para extraer el tumor... En la mayoría de los casos tumores intestinales, sobre todo de colon. He de decir que esta parte de la jornada me gustó bastante, porque había una Anatomopatóloga comentando las características de los tumores y los resultados de las biopsias que,  ¡hablaba tan bien! Y yo que como dice BlazkZack soy una outlayer... (me salgo de las estadísticas y me gustan las especialidades que nadie quiere XD como microbiología o anatomía patológica) sentí unas ganas enormes de levantarme y decirle a esa mujer "Oye, en serio, oyéndote no puedo sino pensar que quiero ser como tú de mayor"

Después de revisar todos los casos, nos repartieron entre los cirujanos del servicio, para que fuéramos con ellos de paseo, al quirófano, a consulta o a pasar planta. A nosotros nos tocó con uno de esos médicos tutores que escasean bastante. Uno de esos que te explican bien las cosas, te dejan "meter mano" en algún que otro sitio, y además ¡te llama por tu nombre y te presenta a sus pacientes! (anonadada me hallaba, que después de tanto chulo suelto, el hecho de que procurase al menos saberse nuestros nombres me pareció todo un detallazo)

Y bueno, comenzamos así nuestro vagaje por la tercera planta del hospital, visitando a los pacientes de cirugía general a sus respectivas habitaciones. Hacemos un alto entre tantos para revisar a un paciente más: Mujer, que rondaría unos 50-60 años, que había sido operada para quitarle varios tumores en el colon sigmoide (tenía adenocarcinoma) y se le había realizado una colostomía (técnica quirúrgica que extrae parte del intestino grueso hacia la pared del abdomen. De esta forma las heces no salen a través del ano, sino a un orificio situado en la pared abdominal, del cual cuelga una bolsita destinada para recogerlas)

Al parecer la mujer evolucionaba favorablemente, pero al quitarle la bolsita para observar el orificio de la pared abdominal los cirujanos empezaron a hablar
-Oye, ¿no crees que el orificio ha encogido un poco?
-Quizá sea tejido de granulación, por la cicatrización
-Vamos a hacer un "tactito" para ver si el conducto está bien y la "caca" puede salir
-Sí...-Y el doctor "soy el único que te llama por tu nombre de entre toda la plantilla de éste hospital" (que me perdone la Dra. Jomeini por usar su técnica de poner pseudónimos a los profesionales que trabajan en la sanidad XD) se pone unos guantes de la talla L e introduce un dedo a través del agujero... Lo mueve hacia arriba, palpando, y saca el guante... impregnado en... Ya se imaginarán... En mierda-Bah, ¡ por aquí baja perfectamente! Es sólo tejido de granulación-declaró, convencido, y entonces llega el momento fatídico en que nos mira y dice-¿Ustedes quieren probar?-parecía una sugerencia, pero no lo era. Quería que uno de nosotros metiera mano ahí, a ver si éramos capaces. Y si no lo hacíamos seguramente tocaría una charla de "pero si es que estas cosas se las van a encontrar todos los días, tienen que aprender", con reafirmación de superioridad profesional incluida.

Mi pobre compañero de prácticas fue el primero que se atrevió. Metió el dedo meñique en aquel boquete, y lo movió, sin mirar, y su cara era un poema. Yo me estaba haciendo la sueca como quien dice, para ver si con que lo hiciera uno le bastaba... Pero cuando mi compañero terminó me miró a mí, y me señaló el orificio repetidas veces, como diciendo "Venga, te toca, a ver si eres capaz" Y yo, para no perder la dignidad (sí, suena irónico, pero si no hacía eso, perdía la dignidad delante de los cirujanos y quizá hasta dejaban de llamarme por mi nombre, quien sabe XD) metí el dedo meñique, enguatado eso sí, y lo moví ahí dentro, con cara de circunstancia, de autocontrol, mientras por dentro pensaba "Oh Dios mio, por favor, no puedo vomitar aquí, voy a morirmeeee". Dejé a mi pequeño dedo sentir la consistencia pastosa de la mierda que tras el orificio se encontraba, preparada para salir en poco tiempo al espacio de la bolsita plástica, y lo saqué cuando observé al cirujano satisfecho, poniendo yo una sonrisa de idiota para disimular el asco que me daba el pestazo que soltaba aquel agujero, y la visión de mi dedo meñique lleno de mierda ajena.

Tiré el guante a la basura, y me aparté disimuladamente. Respiré hondo... Uff.... Pensé entonces "y después hablaba de los coprocultivos de las prácticas de micro, creo que después de esto puedo hacer cualquier cosa". Volvieron a ponerle la bolsa a la señora, nos despedimos de ella, y continuamos con el paseo sin más experiencias traumáticas para mí... Eso sí... Me pasé el resto de la mañana lavándome las manos cada vez que tenía oportunidad... 




Ésta era la primera vez que "tocaba" una víscera con mis manos. Creo que no sirvo para ser cirujana... Lo mio es el laboratorio XD




7 comentarios:

BlackZack dijo...

Dios, lo que me pude reír cuando me lo contaste con la sangre en todos lados menos en la cara, y yo con el subidón post-quirófano xD

¡JAJAJAJA! Además, qué gore eres: "la mieeeerda" XD Hay que ser más tésnico, mujé XD

PD: Yo me desorino todo...

Mar dijo...

fíjate, yo eso no lo he hecho nunca (todavía...) vamos a cruzar los dedos por si acaso, que todavía me falta pasar por quirófano de digestivo xDDDD

aaaaaah >.<

Una mamá (contra) corriente dijo...

Jajajaja. Pues mira, no sé, tendría que estar en la situación, pero probablemente no me daría asco. Será que como quito tantas cacas a diario ya lo veo como la cosa más normal del mundo!.

Creo que llevaría mucho peor lo de ver sangre y cosas así. El otro día vi una imagen de un bebé saliendo por el hueco de la cesárea y casi me desmayo de la impresión de pensar que a mi me hicieron algo así!.

Seishi dijo...

A mí hacer un tacto rectal o manejar mierda en una muestra me habría dado igual, Eva

Lo que pasa es que no estaba mentalizada, y meter un dedo directamente en el interior del intestino grueso de alguien (que no en el recto, sino a través del agujero que le habían hecho en la pared abdominal) pues no me resultó muy agradable... XD

Una mamá (contra) corriente dijo...

Te entiendo, te entiendo. Seguro que a la mujer tampoco le pareció agradable que tres tíos distintos le metieran el dedo por el agujerito xDDD

Desi dijo...

jajajajjaa, yo tampoco he tenido que hacer eso xDD terribol!! :D

Seishi dijo...

Bueno, aclaro que la mujer no sentía dolor y además le pedimos permiso para que nos dejara a nosotros inspeccionar. Ojalá nos hubiera dicho que no XD

Sí Desi, delicioso... XD Creo que no voy a poder comer nocilla o natillas de chocolate en un tiempo.