lunes, 13 de junio de 2011

De cómo se te cae un mito, o cómo una artista vende su alma al mercado

Cualquiera diría que estamos ante la misma cantautora cuando escuchamos eso de "Oye papi vuélveme loca, arúñame la espalda... Rabiosa, rabiosa, rabiosa", que no es nada comparable a su "El cielo está cansado ya de ver la lluvia caer, y cada día que pasa es uno más parecido a ayer, no encuentro forma alguna de olvidarte porque seguir atándote es inevitable"

Esas letras que te hacían suspirar pensando en alguien, esas que eras capaz de relacionar con situaciones convulsas de tu vida adolescente, ¿dónde están ahora? ¿A dónde fueron a parar esas baladas, esa Shakira de pelo negro a la que no le importaba tener los pechos pequeños, esa que no era una loba, sino que enloquecía de amor y se volvía ciega y sordomuda?


Cuando veo y escucho en lo que se ha convertido ahora no puedo sino sentir rabia y tristeza. Yo la admiraba, fue mi ídolo en toda esa transición de niño a adulto y aún después me seguía gustando, y eso que a partir del disco de Servicio de Lavandería sus canciones empezaron a perder ligeramente el tino, y a pesar de ello conservaban esas letras que te arrancaban la sonrisa, la lágrima o el suspiro al pensar en determinadas situaciones o personas.

Me gustaba, porque no era ninguna JLo, nada parecido a Christina Aguilera o Brithney Spears... Porque en una juventud en la que todas mis amigas se rendían ante el fenómeno reguetton y "perreaban" con sus congéneres, Shakira estaba ahí, resistiéndose a la oleada, y su música me ayudó a no ser una copia, a no ser alguien cortado por el mismo patrón que todos o todo lo demás.

Pero, ¿qué me encuentro ahora? A una Shakira loca, rabiosa, toda una loba, a la que no le importa mostrar carne y pasearse en ropa interior en un video. A una Shakira que finalmente, se ha rendido, se ha vendido al mercado y ha acabado haciendo canciones vacías, repetitivas... Y lo peor, a una Shakira cuyo estilo, ahoramismo, en muchas ocasiones se parece peligrosamente al reguetton o bien podría clasificarse como tal...

Ha decepcionado a toda esa gente que la seguía precisamente por ser lo que era, y ha renunciado a lo que era para convertirse en una mezcla de todas aquellas cosas que a mi yo adolescente no le gustaban de las demás cantantes. 

Como lei por ahí en un comentario de Youtube a su video de  "Loca  " - Shakira, tú antes molabas...


PD: Para recordar a esa Shakira que era morena y no hacía reguetton, dejo este video.

2 comentarios:

Mamá (contra) corriente dijo...

Has descrito lo que pienso yo de ella tal y como lo habría hecho yo. Me encantaría toparme con ella un día y decirle hasta qué punto me siento decepcionada y asqueada. No es más que otra guarrilla cantando orgásmicamente letras sin sentido, cada vez más desnuda y más artificial. Una pena.

Butterflied dijo...

Plas, plas, plas. Pienso exactamente igual, a partir de Servicio De Lavandería todo se fue al carajo. En lugar de Dónde Están Los Ladrones yo me pregunto: ¿Dónde está la Shakira auténtica?