miércoles, 11 de enero de 2012

Cómo debería ser un documento de texto

Hay leyes no escritas, normas que uno debería seguir cuando hace un documento de texto para que otras personas lo lean...  Normalmente pienso que son conceptos comunes y lógicos y que todos deberían saberlos, pero muchas veces me doy cuenta de que no es así, y sufro condenadamente intentando leer cosas que no tienen ni pies ni cabeza. 

Lo primero que salta a la vista es la justificación y los márgenes del texto. Líneas que acaban aquí, allí o en Pequín, frases apiñadas ocupando todo el ancho de la hoja del procesador de texto... Párrafos y párrafos que parecen batallones revolucionarios de letras que no quieren unificarse, que no quieren formar un todo en el documento... Y entonces te preguntas si la persona que escribió eso se olvidó de que existe la justificación alineada y además piensas que es muy tacaña, porque con tal de ahorrar espacio prefirió prescindir del margen que suele venir de forma predeterminada, marcado en esas barritas con números que están a lo ancho y largo de cada página. O puede suceder lo contrario, y te encuentras con que la persona es muy minimalista y le gusta que sólo haya dos o tres palabras por línea, lo cual hace que tengas que pasar dos siglos usando la ruedita del ratón o la flechita del teclado para poder leer. 

Luego está el interlineado... Y aquí creo que hay un error muy grande de concepto. Hay quien, en su lógica interna, tiene implantada la idea de que la cantidad de páginas de un documento es directamente proporcional a la calidad del mismo. Cuantas más páginas, mejor ¿no? ¡Pues no! ¿De qué me sirven páginas llenas de espacios en blanco? ¡Que el interlineado de 1,5 es muy bonito para escribir poesía o algo así, pero si tengo que imprimir tu documento no quiero dejarme medio paquete de folios! Y con respecto a los libros virtuales o los relatos que uno puede encontrar por ahí, las páginas serán lo de menos si tienen contenido. Contenido, y no espacios en blanco. 

Con el tamaño de la letra pasa lo mismo que con el interlineado. Cuanto más grande es la letra, más importante es lo que dice el texto... Además, como la letra es más grande, ocupa más páginas (lo cual es perfecto, según la idea anteriormente expuesta), y si escribes en tamaño DESPROPORCIONADO tendrás un texto que será relevante, ¿no? Pues siento decir que, ¡no es así! Por los mismos motivos por los que no es válido el interlineado enorme sin venir a cuento, porque llenas páginas y páginas de ¿nada? Y porque eso me hace gastar papel y tiempo de lectura innecesariamente. 

Con respecto a las imágenes insertadas hay infinitos mal usos de las mismas. Están las imágenes que no tienen relación con lo que se está leyendo (estás leyendo sobre la economía de Burkina Faso y te aparece una imagen de Belén Esteban. ¡¿Por qué?! ) las que acompañan al texto, sí tienen que ver con él, pero son innecesarias (ejemplo: "acabo de ir al baño" *insértese foto del resultado en el fondo del inodoro*), las que sí tienen que ver con el texto y son necesarias, pero como son tantas ya pierden razón de ser (lees un artículo sobre la inmortalidad del cangrejo, y te sale una imagen de un cangrejo en una piedra. Hasta ahí bien, pero luego aparece un cangrejo en la arena, un cangrejo debajo del agua, un cangrejo a la parrilla, un cangrejo en el chapapote, un cangrejo en la cubierta de un barco, una imagen del cangrejo Sebastián, un cangrejo disecado, un cangrejo en un acuario... ¡No! ¡Con una o dos fotos del cangrejo ya basta!). Y hay muchos casos más, pero creo que me extendería demasiado.

Y bueno... Al igual que las imágenes pueden resultar innecesarias, hay información que resulta innecesaria. Información que se repite una y otra vez (--La estrella de mar es invertebrada y además hermafrodita-- . --Tiene el estómago reversible, y es hermafrodita--. --Además se alimenta de moluscos, crustáceos y otros animales marinos... Y no olvidemos que ¡es hermafrodita!--), información que no tiene que ver con el tema en cuestión, o información que es excesiva. 

Otro elemento importante es el color y la fuente de la letra. Porque a mí no me cabe en la cabeza que se utilice la cómic sans en cualquier cosa que no sea un cómic o algún programa de mensajería instantánea (siempre he pensado que la tipografía que uno elige en el messenger define mucho su personalidad, así que aquí cualquier cosa es respetable siempre y cuando sea legible, además, yo uso cómic sans en rojo y negrita XD) o que se escriba con esas letras que tienen mil florituras hasta en un documento científico... Además, si tengo que estudiarme algo mediante un documento de texto, los colores chillones me desconcentran, no cuadran con lo demás. Por no hablar de que algunos son ilegibles (si quieres que lean lo que has escrito, ¿por qué lo pones en amarillo o verde chillón?)

Luego está el subrayado, el uso de las cursivas y el resaltado en negrita. Hay quien se dedica a subrayar y resaltar cualquier cosa, aunque carezca de relevancia dentro del texto. Hay quien lo usa todo a la vez sin ningún motivo. Para mí la cursiva es adecuada para un texto literario, o para anotaciones, ejemplos, explicación de imágenes y cosas así, pero si busco información, no quiero leerme cuarenta párrafos en cursiva, porque pienso que en vez de unas instrucciones o un prospecto (por ejemplo) me estoy leyendo un cuento.  El subrayado y el resaltado en negrita sirven para lo que fueron diseñados, para destacar cosas importantes.

Algo que no debe olvidarse es la lógica, la coherencia y la cohesión del texto. Las frases tienen que tener relación entre sí, y hacer referencia al mismo tema. Además el texto debe tener unos conectores, y una estructura determinada según su finalidad. Porque no es lo mismo escribir un relato que un resumen sobre los picornavirus. Un ejemplo de lo que quiero decir:

“Ahora estudio cuarto curso, aunque mi padre es calvo y labrador. Mi padre tiene unas tierrecitas en la ribera. Yo cursé primero y segundo en Albacete y mi madre trabaja en un supermercado. Mi padre empezó a perder el pelo cuando tenía veinte años. Mi familia está constituida por mi padre, mi madre, mi hermana y yo. Estoy terminando la enseñanza secundaria, pero mi hermana estudia en Ciudad Real. Yo tego quince años.” (Ejemplo obtenido de esta página)

Y con respecto a la lógica, me refiero a cosas como "hay tres tipos de proteínas en la envoltura de este virus: la proteina A, la B, la C y la D"  



Y por último, pero no menos importante. La ortografía (éste sería un buen ejemplo del uso de la negrita, el subrayado y la letra en mayor tamaño, porque la ortografía es algo MUY importante) porque me sangran los ojos cuando leo faltas que ni un niño de preescolar cometería. Porque el español es una lengua hermosa, digna de respeto, y siento que cada vez que alguien comete una burrada ortográfica una pierna invisible y divina le está pegando una patada a un diccionario de esos con tapas doradas, florituras y la cara de Cervantes en la portada; y me dan retortijones cuando leo un documento escrito con lenguaje sms. 

Vale que hay errores que cualquiera puede cometer, pero hay cosas ante las que uno se pregunta si realmente esa persona aprobó la PAU, si se fumaba las hojas del libro de lengua y literatura, o si tiene algún tipo de venganza contra el mundo. 

En fin... Yo no es que me crea una experta filóloga, miembro honorario de la RAE y premio Nóbel de literatura. Tengo mis fallos, pero creo que se nota cuando uno comete fallos por despiste o cuando los comete porque le importa más bien poco que su ortografía sea peor que la de un burro o que no sea capaz de escribir lo más mínimo, en cualquier ámbito, sin parecer un niño de los primeros años de la educación primaria.  Y que conste que aquí no pretendo juzgar a quien no ha tenido la oportunidad de aprender sobre estas cosas. Es más bien una crítica a quienes han tenido la oportunidad y no la han aprovechado, o a aquellos de los que se supone que tienen cierto nivel de estudios y de los que se espera algo que no se asemeje al cuadernillo de actividades de un niño de guardería. 

Supongo que toca conformarse, y seguir como siempre, corrigiendo esos fallos garrafales antes de leer, para no sufrir mientras intento sacar algo de provecho, si es que se puede, de ese documento escrito por alguien que no sabe que vurro se escribe con b XD.

2 comentarios:

Irene y Umpa Lumpa dijo...

jejeje, tengo un mini-banco de apuntes con mis compañeras... y me siento demasiado indentificada.
Me parto con lo de el espaciado 1,5.. jejejejeje Lo peor es que te lo manden en pdf y no puedas quitar imágenes y modificarlo.

(aunque reconozco que estoy usando el interliniado 1,5 para un trabajo... porque tiene que tener un mínimo de 30 hojas, pero no ha dicho ni qué tipo de letra ni nada... y voy con prisa... jajaja)

Yo, para mis apuntes uso letra Garamond. Búscala si quieres. Es normalita. No la conocía hasta que me puse a buscar por internet qué tipos de letras gastaban menos tinta de impresora y me salió esa, que me parece bastante sencilla y con buena lectura.

Un saludo =)

Butterflied dijo...

¿Cuándo dices que viniste a mi casa y sacaste todas estas ideas de mi cabeza? Porque no puedo estar más de acuerdo, vamos, yo hubiera escrito lo mismo pero quizá con algún que otro improperio. xDDDDDDD

Hay veces que dejo de leer y seguir blogs porque me matan sus faltas, lo de la justificación, mogollón de puntos suspensivos sin venir a cuento... Y cuando ya se trata de algo "importante" (cosas de estudios, curro o cualquier cosa pública) es que me enervo, en serio.

Gracias por no hacerme sentir una maniática o algo. xD