miércoles, 17 de noviembre de 2010

Me atrevo a dar la cara

Llevo casi un mes sin actualizar por aquí, y es que no he parado. Como ya comenté en mi anterior entrada, ando bastante agobiadilla entre prácticas, clases, seminarios y demás (sin duda cuarto está siendo el año más duro de la carrera) Y dentro de poco me sobreviene una tanda de exámenes, en los cuales se decidirá con qué pie he empezado el curso, si he hecho lo correcto en estos meses o si la forma en la que estoy organizando mi tiempo no es válida. Así que ando como condenada, estudiando, llendo a prácticas y a clase. Y cuando llego a casa no tengo cabeza para nada, ni siquiera se me ocurre la mayor chorrada de la que quejarme para escribir en el blog XD

Hoy me he tomado el día relax. Tengo médico a las 12 y aprovecho para pasar el resto de la mañana en casa, tranquila. Porque a esta hora no hay nadie aquí, y el silencio es casi palpable. Sobra decir que esto me encanta jajaja. 

Tenía cosillas que contar por aquí, y se me han ido acumulando a medida que se me pasaban por la cabeza pero llegaba tan cansada a casa que me sentía incapaz de ponerme a escribir una entrada. La primera es que definitivamente me he cortado el pelo. Mi novio me daba demasiado la tabarra con que lo hiciera, y yo estaba medio convencida, así que lo hice, y bueno... Puedo decir que por una vez no me arrepiento del resultado. Me hicieron un corte que pega bastante con mi fisionomía, y esta vez no he oido tanto eso de "¡¿Por qué te cortaste el pelo?! ¡Con lo bonito que lo tenías!" por suerte han habido más halagos, y creo que de los sinceros.

Otra cosa de la que quería hablar es de mis prácticas de ginecología y obstetricia. Aunque hay días en los que hay mucho lio y los residentes y adjuntos no nos pueden enseñar mucho, he conocido a algunos médicos geniales y a algunos residentes muy simpáticos (en verdad los residentes suelen ser simpáticos, salvo alguna excepción...)  Y voy dándome cuenta de mis propias actitudes y aptitudes a la hora de tratar con pacientes. Ya me pongo menos nerviosa cuando tengo que "hacerles algo" (véase exploraciones físicas, poner un espéculo, tomar citologías, maniobras de Leopold en embarazadas, buscar el latido del bebé...), y me doy cuenta que para lo poco cariñosa que suelo ser, me sale una empatía horriblemente grande con todas las señoras que pisan la consulta en la que me encuentre, o el quirófano al que haya entrado a mirar. Me he visto con la lágrima a punto de escapárseme en más de una ocasión Y no sé realmente si eso es bueno o es malo. 

Y en sí ese puede ser un pequeño resumen. Estoy segura de que quería contar más cosas, pero ahoramismo no quieren volver a mi memoria reciente XD Así que esto es todo por hoy. No sé cuando habrá más, pero que sepan que sigo viva :-P

PD: La foto que cuelgo hoy es una mia XD en la zona de quirófanos, vestida de verde. Está sacada por BlackZack con mi móvil :-P

6 comentarios:

Nieves dijo...

Supongo que ningun principio es perfecto pero veo que tu misma te das cuenta de tus fallos y entonces eso te ayudará a mejorar, lo malo seria que pensaras que lo haces todo superperfecto entonces no avanzarias nunca.
Esto lo estoy aprendiendo ahora en un curso.

POP dijo...

Me alegro que aunque sigas de estrés las cosas vayan mejor!
La foto es muy buena en plan maligna jeje

Mamá (contra) corriente dijo...

A mi me hubiera encantado que hubieras entrado al quirófano conmigo el otro día, seguro que me hubiera relajado bastante más.

Seishi dijo...

@Nieves: Bueno, yo sólo me noto más segura. Sigo teniendo mis fallos y me queda mucho por aprender, y como tú dices, es importante recordar que no somos perfectos :-)

@POP: Sí, estoy teniendo un momento gratificante de la carrera que compensa en parte el estrés que tengo encima XD y has dado en el clavo. Ando haciendo la pose de "dr.maligno" en la foto jajaja.

@MamáCC: Me hubiera encantado poder hacerlo si eso te hubiera dejado más tranquila. Me encanta darle charla a las pacientes, y ellas se distraen y al final no lo pasan tan mal.

Butterflied dijo...

Pues yo creo que tu actitud ante las cosas está siendo bastante buena y eso ya es muy importante, así que confío en que te va a ir muy bien. A pesar del estrés y todo, que a veces es necesario para mantenernos alerta y activados. ^^

Yo con la gente que no conozco tampoco suelo ser nada cariñosa (con los míos mucho) pero me pasa igual, que con los pacientes me sale la vena empática y la verdad es que suelo sentirme bien al tratar con ellos. Así que, ese punto a favor que tenemos, ¿no? Que la empatía y el no ser frío con los pacientes es muy importante (en su justa medida, como todo).

En fin, chica, que me enrollo y que me alegro de que salgas contenta de la pelu (¿era eso posible? xD) y que a ver si un día te muestras sin mascarilla, no? xDDD

Un saludo. ^^

Desi dijo...

Ánimo para 4º!! :D Te keda muy bien el pelo corto ^^