jueves, 9 de septiembre de 2010

De visita al médico

Hoy me ha tocado ir al médico. El gripazo que me pillé por último me dejó como recuerdo una tos horrorosa, de esas que hacen que suenes como un motor de cuerda antiguo intentando arrancar, una "tos productiva" en términos más sanitarios. Y si esto es molesto para la mayoría, para quien es asmático es una verdadera cruz. 

Una gripe simple puede dejarte para el arrastre. En mi caso llevaba casi tres meses sin a penas asfixiarme, con episodios de asma muy aislados. Yo ya estaba más feliz que unas pascuas con eso, y pensaba que hasta por lo menos noviembre-diciembre, no volvería a decaer, y podría prescindir del uso continuado del aerosol. Pero la gripe me rompió los esquemas.

Llevo una semana con unas noches estupendas. De toser y toser hasta quedar extenuada, y cómo no, acabar asfixiándome. Estoy teniendo que usar el aerosol una media de cuatro veces por día. Y ya ayer me encontraba tan cansada y  apática que me dije que tenía que hacer algo. Así que me metí en el servicio de cita previa-online del Servicio Canario de Salud (es una de las pocas cosas buenas que tiene XD) y pedí consulta para hoy, pudiendo elegir la hora libremente.

Y esta mañana me pasé por el centro de salud. En cuanto llegué vi que de nuevo me habían cambiado de médico (ya van 4 veces, entre jubilaciones de médicos y sustituciones de los que se jubilaron, y eso en menos de 2 años...) porque habían dejado un cartelito en la puerta de la consulta, diciendo que los pacientes de mi anterior médico pasaban al doctor "insértese nombre y apellidos".

Después de esperar una eternidad, ya que la mayoría de los pacientes en la sala de espera eran personas mayores, y ya se sabe que en muchas ocasiones pueden confundir la consulta del médico con el diario de Patricia, pude entrar. 

De primeras me llevé una buena impresión, porque el médico se levantó a recibirme. Esto es un detalle que muchos no tienen en cuenta, y que nuestro profesor de Procedimientos Clínicos nos repitió hasta la saciedad. Seguidamente me ofreció asiento, y se dispuso a escucharme. Su actitud era bastante correcta, mostrándose abierto a que le preguntase cualquier cosa, y suscitando confianza en su paciente, que en este caso, era yo. 

Quizá otra persona no se fijaría tanto en esos detalles, pero yo estoy aprendiendo para ser médico el día de mañana. Así que me fijo bastante en cómo se comporta el médico que me atiende. Y en esta ocasión observé buenas formas. En ningún momento me cortó, ni tampoco se puso a escribir en el ordenador de la consulta sin mirarme (actitudes que hacen muchas veces que el paciente se guarde datos que podrían ayudar a orientar un diagnóstico) De manera que, al final el cambio de médico ha sido productivo, porque el que tenía antes no me agradaba del todo. Ojalá este médico me dure más tiempo que los anteriores XD

De la consulta salí hacia el área de urgencias. El médico me mandó a estar allí, en el centro de salud, con la mascarilla, el oxígeno y demás un ratito, porque estaba muy trancada. Al parecer tengo los bronquios bastante tupiditos y voy a tener que tomarme unas cuantas cosas que me han mandado durante una semana. 

Y después me fui a casa. Medio en la higuera, después de estar unos 40 minutos respirando oxígeno medicinal con aerosoles, pero aliviada. Me noto mucho menos trancada ahoramismo. A ver si esta noche descanso :-(

4 comentarios:

Miriam dijo...

Estoy de acuerdo contigo; yo también me fijo bastante en cómo atiende el médico al paciente. Por desgracia... mi facultativo es de los que se esconden detrás del ordenador durante toda la visita... una pena... Mandaría yo a más de uno de regreso a las clases para mejorar algunos aspectos! xD

¡Espero que te mejores!

Mamá (contra) corriente dijo...

Esas mascarillas son mágicas, te dejan un poco ida pero son estupendas. Me alegro de que estés algo mejor y espero que con la medicación se te quite de todo, yo que soy asmática te comprendo perfectamente.

Azael dijo...

Bueno, me alegro por tí con tu nuevo médico... ahora el problema son los pródromos de gripe que estoy comenzando a notar que, presupongo, me has pegado tú xDDD

Estudia anda ;)

Seishi dijo...

@Miriam: El que tenía yo antes era así. Hoy llegué pensando que me encontraría al típico sustituto que como sólo estará ahí unos meses le da igual todo, pero me llevé una grata sorpresa :-P Y sí, yo mandaría a la mitad de vuelta a clase.

@Mamá CC: Ahoramismo estoy en ese estado de obnubilación mental en el cual te dejan los medicamentos que te echan en la mascarilla... XD Pero al menos respiro sin problemas y estoy más relajada.

@Azael: ¡Anda! Tú por mi blog XD qué sorpresa. Bueno, esperemos que no tengas gripe, y si te da, voy a cuidarte :-)